Evolución en cultura preventiva

EVOLUCIÓN EN CULTURA PREVENTIVA

Cada día vemos en los medios de comunicación, que la siniestrabilidad laboral sigue latente  en el día a día.

Trabajadores van a diario a su puesto de trabajo, y algunos no regresan.

Y nos preguntamos ¿hemos evolucionado en materia y cultura preventiva?.

Allá por el año 1995 surgió la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con todo su desarrollo posterior en forma de Reales Decretos y Leyes.

Disponemos de un ámbito jurídico donde acudir, bien por obligado cumplimiento, bien como referencia y sin embargo, la sucesión de víctimas mortales no desaparece. ¿Qué es lo que está fallando?.

Realmente, ¿estamos concienciados en cultura preventiva?,¿conocemos la legislación?, ¿conocemos nuestros derechos y obligaciones?, ¿los aplicamos?.

Desde las diferentes empresas dedicadas a la formación en esta materia y en Lanpre Formación en particular, y desde los Servicios de Prevención, se hace especial hincapié en lo que debemos y sobre todo lo que no debemos hacer para evitar accidentes.

El propio artículo 19 de la LPRL, nos habla sobre cómo tiene que ser  la formación en materia preventiva. Claramente explica que debe ser lo suficientemente teórica y práctica (Por ejemplo, si estoy realizando un curso de Carretilla Elevadora, lo lógico es que el alumno esté el tiempo suficiente con la maquinaria en cuestión, para formarse en el manejo de la misma). El docente deberá adaptarse al nivel de todos y cada uno de sus alumnos. El ritmo de aprendizaje de cada uno es siempre diferente y con estas particularidades debemos formar.

Las muertes en Euskadi repuntan, con un Octubre negro, que dejó 7 víctimas mortales. Posiblemente la precariedad laboral tenga mucho que ver, pero también los excesos de confianza (cuantas veces hemos oído los técnicos “por un minuto de trabajo, voy a bajar por el arnés” o “lo he realizado así 1.000 veces y nunca me ha pasado nada”.

Muchas veces se apunta a la falta de información y formación, como causa de los accidentes (incluso a veces a estas alturas, ausencia total de la misma) del accidentado.

Osalan habla de 25 muertes desde Enero hasta Octubre de este año 2016, una cifra exageradamente alta, totalmente injustificable. Los accidentes no son casuales, son totalmente CAUSALES.

Y todo ello sin contar el sinfín de accidentes incapacitantes, leves o incidentes, que la mayoría de las veces quedan silenciados en el fragor de la batalla, para no empeorar la ya de por sí, denostada, estadística de accidentabilidad.

La próxima vez que vaya a ponerse en una situación de desventaja en seguridad, piense que en un simple segundo puede perder la vida, tome conciencia de lo que puede llegarle a ocurrir. Sea consciente de su propia cultura preventiva, sea consciente de  aplicar el sentido común.

Hemos caminado un largo trecho, pero aún nos falta mucho por andar. Hagámoslo entre todos.

Evolución en cultura preventiva

Evolución en cultura preventiva

Comments are closed.